"Noviembre Azul" a favor de la salud masculina.

El objetivo de esta campaña es motivar a la población masculina a exámenes preventivos que permitan el diagnóstico precoz del cáncer de próstata.

El cáncer se origina cuando las células en el cuerpo comienzan a crecer en forma descontrolada. Las células en casi cualquier parte del cuerpo pueden convertirse en células cancerosas y pueden extenderse a otras áreas del cuerpo.
Se recomienda que la prevención se realice a partir de los 45 años, si existe un riesgo elevado para la aparición de cáncer, como lo es el caso de antecedentes de la enfermedad en la familia. Si no hay riesgos, el hombre debe visitar al urólogo a partir de los 50 años y realizarse un examen digital del recto y la prueba sanguínea del antígeno prostático específico (PSA), que son los métodos principales para detectar la enfermedad de forma precoz.
Los principales factores de riesgo son la edad (cerca del 62 por ciento de los casos se da en hombres mayores de 65 años), antecedentes familiares, alimentación inadecuada (a base de grasas animales y baja en frutas, verduras, legumbres y granos), sedentarismo y obesidad.